Enfoque.ar

5800f89a 59ff 41d3 8d46 36e0a63a5db6

UNA DEL MONTÓN – Momento reflexivo

 

   Se acercó a mí, como pidiéndome algo. Parecía una más del montón; y es lógico, son todas similares…Por eso quizás a vos te dé lo mismo cualquier gaviota. A mí no, aunque lo supe recién esa mañana, en la que gracias a Dios vi que ella, la de la foto, era distinta. 

   Mirala de nuevo. Sí, le falta una pata. Si no te habías dado cuenta no importa, ella no necesita que nadie se lo recuerde. Lo tiene presente, porque cada vez que se detiene, siente que su propio peso la agobia. Pero no demuestra su debilidad, usa lo que tiene. Aterriza hábilmente con una pata. Conoce perfectamente lo que sí posee, ya que esa consciencia es un don de todo el que tiene una discapacidad.

   Ahora bien, cuando vuela, ES ELLA en la mejor de todas sus versiones, porque nadie podría saber cuánto más libre es ahí, en el aire. Apuesto a que vuela mejor que cualquier otra, brillando al planear.

   Ahora que te digo esto, sé que no vino a pedirme nada: vino a darme. A decirme que, si quisiera, yo también podría llegar a ser mi mejor versión. Que no soy uno del montón, como mis fantasmas me dicen a veces.

   Tampoco vos sos del montón. Tomá entonces dimensión de lo que tenés y no tanto de lo que te falta. Así, con todo lo que podemos hacer, con lo que sí poseemos y no siempre valoramos, busquemos la manera de vivir en plenitud. Porque nunca es tarde para empezar a volar.

 

Edu Fantini

@edufax

@enfoque.ar

Compartir